sábado, 28 de diciembre de 2013

El gen. Las ruinas de Magerit, de Covadonga González-Pola


Agradezco a la autora por habérmelo enviado


Nota de Prensa

Esta novela nos sitúa en la supervivencia de la distópica ciudad de Magerit, una ciudad creada a imagen de Madrid que, tras sobrevivir al Fin del Mundo, se ve convertida en la única esperanza de la Humanidad por salir adelante. 
En medio de un caos aprovechado inteligentemente por los poderosos para establecer una cruel dictadura, surge un rayo de esperanza: un grupo de niños, señalados por una marca blanca en el costado y que parecen haberse adaptado a las nuevas condiciones de la ciudad, volviéndose más diestros y poderosos. Guiados por un misterioso líder conocido como El Bávaro, plantan cara al poder establecido para tratar de dar a los seres humanos una última oportunidad de sobrevivir. 
Con la lucha por el control del metro como única vía de acceso a la ciudad y una guerra por la posesión de los últimos pozos de agua como hilo conductor, conoceremos las vidas de estos niños marcados como elegidos, cuyos poderes van de la mano de sus diferentes personalidades.


Acerca de la autora

Covadonga González-Pola nace en Madrid en 1984. Es licenciada en Ciencias Ambientales, experta en sostenibilidad y escritora de novela y de relato. 

Su pasión es la literatura y su principal objetivo es la difusión cultural de esta expresión artística, por ello es fundadora y directora del Círculo Literario Mundi Book, donde organiza talleres literarios y lecturas de relatos de forma gratuita. También ha sido la primera formadora online de literatura en español gracias a su canal de Youtube (www.talleresliterariosonline.com), con más de dos mil alumnos. Además, es integrante del equipo de Leyendo hasta el amanecer, programa de radio online sobre literatura.

Sinopsis

Sobrevivir al fin del mundo es algo tan cruel como paradójico. ¿Qué sucedería si la Humanidad se viese destruida por culpa de su propio poder, qué pasaría si finalmente todo el progreso acumulado y el egoísmo de las personas por conseguir su propio bienestar se viesen revertidos, y acabasen con nosotros tan rápidamente como podemos chasquear los dedos? 
“El fin”, es lo que la mayoría de la gente diría. “Se acabó”, y, a pesar del dolor, no habrá más que llorar hasta que llegue, pues no habrá un mañana. El problema, en nuestro caso, fue que sí hubo un mañana, bajo un sol más gris y más lejos de nosotros, diezmados, agotados, hambrientos y enfermos porque nos tocó seguir en un mundo que ya no debería existir. Hasta los planes del mismísimo Anticristo pueden salir mal.

¡Muy pronto tendrán mi reseña de la obra!



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Mi regreso

17 de Julio del 2017 Muy buenas queridos lectores!!! Ante la larga e inevitable ausencia, hoy (17/07/2017) vuelvo a hacerme presen...